Home

Y como si fuera magia, cuando el semáforo cambió a verde todo se pintó de blanco y rojo. Nos atropelló la Navidad.

En el trajín de los regalos, andar de compras y cerrando el año, ni te das cuenta que lo que dejas atrás no es solo tiempo, es la vida que implacable acelera en esta carretera  que solo permite viajes de un sentido, sin reversas, sin glorietas, ni retornos.

Con cada segundo avanzando, se acerca el momento cumbre que exige vestir de gala, sonreír satisfecho y brindar. En otro pestañeo se escucha una melodiosa alarma, el reloj anuncia que ya es hora de montar vajillas, asignar asientos y vestir el rostro de celebración. Con orgullo se revisa alrededor y se sonríe satisfecho… todo es perfecto, al menos en el exterior.

Una segunda melodía advierte que el horno demanda que le atiendan y le retiren la carga que almacena. Él ha concluido su misión, el contenido está cocido.

Impecables y atinadas, un par de manos deslizan la charola con un festín, la pieza más preciada de la mesa. Colocado en el centro, recibiendo esas caras de alegría, el breve suspenso en la respiración y la música en el aroma, no sorprende que el ingrediente secreto en cada bocado sea la vanidad, esa que da sazón a nuestros logros, que inflama el pecho y ensancha la sonrisa, esa que en exceso estriñe y en ausencia purga… todo es perfecto.

Tras cerrarse la puerta, sin más comensales alborotando ni villancicos sonando, queda cada cual consigo mismo, en medio de aquel olor que antes era dulce y que al enfriarse para el recalentado tiene otro sabor.

La vanidad horneada y devorada a medias, en la mañana siguiente se sienta con la reflexión a tener una charla y decirse sus verdades. Dos amigas que se desconocen en la víspera y se abrazan en el nuevo día, listas para abandonar sus diferencias como propósito.

Este es el ritual que seguimos intemporalmente, en la esperanza de que un buen día se nos una la conciencia muchas noches antes de la Nochebuena y por fin podamos tener una sincera y Feliz Navidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s