Home

El despertador sonó como todos los días a las cinco y media en punto, pero un beso la mantuvo unos minutos más en la cama. Se acurrucó entre sus brazos, no hubo palabra de por medio, sólo suspiros y sonrisas.

Tras los arrumacos y esas pocas ganas de dejar el lecho, finalmente se levantó. El frío del piso hizo que de brinquito en brinquito y de puntitas, cual bailarina de ballet, se dirigiera hacia el baño. Se puso frente al espejo y se dio cuenta de que sus ojeras estaban un poco más acentuadas que de costumbre, además, tenía más largo el flequillo; dormía poco y el tiempo no le alcanzaba para atender otros asuntos, pues su proyecto en los últimos meses había sido lo más importante y le había dedicado horas extra.

Se metió a la regadera y mientras se enjabonaba el cuerpo y lavaba el cabello, repasó uno a uno los pendientes, apenas contaba con el tiempo suficiente para tomar un café, salir corriendo a casa de Luca para dejar al Señor Socks y después manejar hacia el aeropuerto, para tomar el vuelo que la llevaría a la ciudad de sus sueños y a la cita que consideraba la más importante de toda su carrera. Cinco meses tuvieron que pasar para poder concretar la reunión con el CEO de una de las empresas más prestigiadas del país.

Su corazón latía fuertemente, estaba ansiosa y a la vez nerviosa. Tenía una extraña corazonada. No sabía a ciencia cierta qué la inquietaba, pero en su cabeza giraba la imagen de él, tan amoroso y entregado, sentía que quizá, ahora sí él era el amor de su vida, ése que tanto había deseado. Lo cierto es que no quería abandonar sus sueños profesionales ni tampoco en sus planes estaba separarse ni mucho menos terminar la relación, que tras un año se hacía cada vez más fuerte. Estaba confundida.

Era perfeccionista en todo lo que hacía, pero quien no conocía su dedicación pensaba que no era otra cosa más que pura vanidad, pues además su gusto exquisito para vestir y arreglarse saltaba a la vista, pues de acuerdo con cada ocasión elegía cuidadosamente prendas, accesorios y peinado, en este caso se esmeró en dejar su cabello largo completamente lacio, maquillaje ligero y muy natural, resaltando sus grandes ojos aceitunados; blusa inmaculadamente blanca, coordinado de pantalón y saco en azul marino; unos Mary Jane de Manolo Blahnik en negro y un bolso mediano del mismo color.

Al salir de la habitación, en el desayunador ya la esperaba una taza de café y un croissant con mermelada. Del horno de microondas él sacó otra taza para acompañarla. Se sentó junto a ella. No dejaba de mirarla mientras daba pequeños sorbos de café. Ella lo veía de reojo. El humeante aromático le empañó los anteojos. Él se los quitó y los limpió cuidadosamente con su camiseta. Ella le devolvió la atención con un cariño en la barba, al tiempo que fue acercándose hacia él lenta y sensualmente hasta consumar un beso apasionado… Él la levantó delicadamente… La tomó por la cintura, la llenó de caricias hasta llevarla a la locura.

Un río de sangre brotó de su cuello, el cual de inmediato tiñó de rojo la fina blusa blanca de seda… Tras del último aliento, la dejó sobre la mesa. Sus grandes ojos quedaron abiertos, los cuales tenían la expresión del asombro, del terror.

Agarró las llaves del auto. Su smartphone en automático se sincronizó con la consola; Angry, de PIL, sonaba como música de fondo. Con toda calma tomó la carretera que lo llevaría directo al acantilado. Pisó el acelerador hasta el fondo.

El reloj de pulso del CEO marcó las 16:20 horas. Enfurecido pidió a su secretaria archivar en el apartado de “perdedores” el CV y proyecto de Marcia, quien según él había osado hacerlo perder 20 minutos de su valioso tiempo.

Había pasado un mes y el crimen de la publicista Marcia Bladinieres seguía sin resolverse.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s