Home

Sobre aquella mesa no había quedado nada.

Si es que alguna vez había habido algo, ahora no quedaba nada.

Esa mesa estaba en medio de esos cuatro muros, esos cuatro muros en medio de la nada. Nada, vacío y silencio. La ausencia.

Alguna vez hubo calor en su interior, alguna vez el horno funcionó, alguna vez hubo recetas cuidadosamente preparadas que se sirvieron en esa mesa donde ahora ya no hay nada.

Alguien habitó esa casa, usó esa mesa, preparó alimentos, llenó el espacio y le dio vida a esos cuatro muros en medio de algún lugar. Ese lugar que alguna vez llenó de recuerdos a dos, que ahora no podrá hacer nada sino esperar a que alguien justifique su existencia.

No era posible habitar más ese sitio, no lo era y menos cuando solamente quedaba uno de sus habitantes. No se podía soportar la soledad, era demasiado pesada. No se soportaba ni la soledad, ni los rayos de sol, ni las macetas en las ventanas, ni el jardín, ni esa cama destendida con las sábanas que quemaban el alma al contacto con el cuerpo.

Jaime habría tomado carretera un día a la mitad de la madrugada sin avisarle a Abril que se iba y que jamás regresaría. Ella despertó para darse cuenta de que era más fuerte el vacío interior que la cajonera de Jaime.

Rasgó su ropa…

Rasgó su piel…

No pudo con el alma. La buscó en aquel espejo que colgaba en el baño. No la encontró.

La vanidad que antes encontraba en él se rompió en mil pedazos por el suelo.

Tardó días en reponerse, tardo tiempo en asimilar, tardó tiempo en tomar fuerzas para no dejarse abandonar.

Un pensamiento en “La Mesa por Adolfo Maravert

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s