Home

No creo que sea demasiada vanidad abandonar un diario personal a mitad de una carretera.

Siempre será mejor que dejarlo sobre la mesa de la cocina, en donde los ojos que podrían hallarlo, muy probablemente serían todos conocidos y asemejarían a un horno sediento de emitir cualquier juicio ante lo leído.

Qué mejor presagio que abandonar tus propias letras a la mitad de un camino, con la esperanza de que quien las encuentre las sienta a la medida y las use como un abrigo.

Un pensamiento en “Sin Pudor por Verónica Gonsenheim

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s