Home

Estaba muy nerviosa. Después de algún tiempo sin salir con alguien, hoy tendría una cita. Y, aunque ya no era una quinceañera, las mariposas en el estómago nunca se las había podido sacar.


Irían al cine y sólo de pensarlo, se ruborizó. Y es que, siguiendo el consejo de su amiga Isabel, al cine no se iba a ver películas, sino a besarse con el novio…y quizás algo más. No recordaba haber visto una sola película completa ¿sería hoy la excepción?

Y es que Manuel era muy guapo, con esos ojos verdes que la derretían. Lo había conocido en internet. Había entrado en búsqueda de algún chico romántico que quisiera una relación seria y ahí lo encontró. Al principio sólo hablaron de sus gustos, sus pasatiempos, y poco a poco fueron congeniando y decidieron conocerse por web cam. Tras un mes de ciber romance, decidieron verse. Laura pensó que, después de tanto tiempo hablando, sería una pérdida de tiempo ir a un café a platicar, por lo que sugirió ir al cine y él aceptó encantado. Así que ahí estaba, en el lobby, esperando a su cita, hecha un manojo de nervios.

-Hola, hermosa – dijo una voz a su espalda. Volteó y vio esos hermosos ojos verdes

– Hola – susurró tímidamente- eres más guapo en persona.

-Favor que me haces – respondió Manuel.

La tomó del brazo y juntos entraron a la sala. No estaba muy llena, así que Laura supuso que podría seguir fiel a su costumbre sin que nadie los molestara. En la última fila, aunque bastante separados de sus lugares, había otra pareja quienes, seguramente, tampoco prestarían atención a la pantalla, y menos a lo que, probablemente, sucedería varios asientos más allá.

La película empezó, y al principio nada sucedió. Sin embargo, pasado un rato, sintió que Manuel rozaba su mano. Sintió que la sangre le hervía y las mariposas de su estómago volvieron a revolotear. Unos minutos después él ya la tenía tomada de la mano. Ella se mordió el labio, estaba nerviosa y excitada, pero Manuel no hizo ningún otro avance.

Laura se quedó desconcertada ¿sería Manuel un caballero chapado a la antigua o ella no le despertaba ninguna pasión? La respuesta vino casi al final de la película. Él tomó su mano y le dio un tierno beso.

-“De acuerdo” – pensó Laura- “le gusto, pero es un poco anticuado, pero eso lo arreglo en un minuto”.

Ella se acercó hasta él y con la mano volteó su rostro. Esos bellos ojos verdes le encendieron todo el fuego que le quemaba el pecho y sin más le plantó un salvaje beso. Durante tres segundos, Manuel se quedó helado, pero esa lengua revolcándose en su boca pudo más y sus manos respondieron, primero rozando una pierna, luego la otra y después acariciando cada parte de ese delicado cuerpo. Se separaron unos segundos para ver, primero, que los créditos ya estaban en pantalla, y después el deseo en sus miradas, así que, sin importarles que pronto las luces se prendieran continuaron dando rienda suelta a su pasión. La mano de Manuel fue desabrochando los botones de su blusa y fue cuando ella sintió una presencia incómoda. Seguramente se trataba de la otra parejita que quería pasar. Así que se separó de su amado y volteó a ver a aquellos intrusos. Sus ojos se abrieron como platos en cuanto se vieron.

– ¡Abuela! ¿qué haces? – gritó sorprendido el chico.

– ¡Fernando, qué haces tú aquí! – dijo Laura mientras se cerraba la blusa y trataba de recobrar la compostura.

– Yo vine a ver una película, cosa que supongo alguien no hizo – respondió el chico aguantando la risa.

-Manuel Jiménez, para servirle – se presentó el hombre

Los cuatro se pararon y salieron riendo del cine.

– Ni una palabra a tu madre – le advirtió Laura

-Soy una tumba – respondió Fernando – mucho gusto en conocerlo, Manuel

Cuando los chicos se fueron, Laura volteó a ver a Manuel

– Podemos ir a mi casa a ver otra película –sonrió pícaramente- tengo una de romanos.

Le guiñó el ojo y ambos esbozaron una sonrisa de complicidad.

“Hoy que todos andan con videos porno americanos 

para ver contigo me alquilo una de romanos…”

                                                         Joaquín Sabina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s