Home

Andrea era una mujer audaz y tenía tanta alegría que la compartía a donde fuera. Contaba con su familia, un grupo grande de amigos y con Omar, a quien gracias a la casualidad, la fiesta y el capricho llamaba “novio”.

Una mujer que además era admirada por su tenacidad para realizar los proyectos de vida que tenía; fuerte, determinante y en busca del éxito profesional, ya que a sus 26 años era lo único que mantenía como meta fija: tener prosperidad en su negocio, mismo que había iniciado repartiendo viandas en oficinas. Así mismo, gustaba de enseñar a sus colaboradores a ser profesionales y amar su trabajo. Desde el inicio de su carrera ella siempre había creído que pensar el menú, hacer la preparación de los alimentos o crear algún platillo, era darle vida al paladar y transmitir el amor a sus creaciones para compartir con el resto de la gente.

Durante 4 años, mientras estudiaba la licenciatura en gastronomía, había mantenido esa relación de novios con Omar sin que sus amigos o familia supieran con certeza si era amor o solo una amistad, pero ella sabía que con él tenía una complicidad y para Andrea eso era suficiente. Pero un día Andrea comenzó a sentirse mal y a notar algunos cambios en su cuerpo; tenía temor.   El día de su graduación le comentó a Omar que había ido al médico, estaba embarazada. En ese momento se sintieron felices planeando su futuro en pareja, compartiendo la noticia con amigos y familia que, sorprendidos, festejaban la noticia. Encontraron un departamento, se comprometieron, pero al pasar de las semanas, después de tantos años de relación y con dos meses de embarazo se empezaron a preguntar qué sentían el uno por el otro. Al darse cuenta que pocas veces habían salido solos en pareja se fueron dando cuenta de que no se conocían y tampoco se amaban.

Irónicamente todo lo “profesional y responsable” que ella era en su vida laboral, no lo era en su vida sentimental, y en un acto que en ese momento consideró “prudente”, decidió que sería el último día de vida de ese ser que llevaba en su vientre y con ello decidió también pasar los días intentando revivir su conciencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s