Home

Eduardo siempre se levantaba antes del alba. Tenía una estricta rutina de belleza, que empezaba con el baño (el cual se situaba al final del pasillo que une las dos habitaciones de sus hijos), vestirse, salirse a peinar frente al espejo del tocador de su hija mayor, ponerse la loción que se encontraba en propio tocador, volver al cuarto de baño, volverse a peinar frente al tocador de su hija, revisarse la camisa en el espejo de la habitación de sus otros hijos, ahí mismo colocarse los zapatos, recoger la chamarra de su habitación y finalmente salir.

Entre todo este ritual, sus hijos y su esposa se despertaban. Su esposa tenía un par de años lidiando con una enfermedad que le arrebataba todas sus fuerzas, él trataba de preocuparla o molestarla lo menos posible.

Se preparaba el desayuno. Tenía una pequeña libreta en donde siempre hacia cuentas – quién le debía,quién le había pagado, a quién debía -, acabado el desayuno y aún sentado en la mesa de la cocina, empezaba sus cuentas, siempre apuntando, siempre, siempre.

Antes de salir, volvía a su habitación a lavarse las manos, a la rutina de los espejos, por las llaves de su camioneta, a esperar a su esposa, que de un tiempo a la fecha junto con uno de sus hijos, lo acompañaban en su faena diaria.

Siempre pendiente, siempre amoroso.

Era un lunes del mes de diciembre. Uno de sus vecinos después diría que vio una mujer de negro dirigiéndose a su casa.

Eduardo se levantó antes del alba, empezó con su rutina; había ido al doctor días antes porque sentía una molestia en el brazo que le llegaba hasta la espalda; el doctor le dio un par de medicamentos y lo mandó a su casa. Se metió a bañar; se cambió en el baño; no era común en él enfermarse; se peinó en el espejo de la recámara de su hija mayor; todos pensaban que llegado el momento él no soportaría la partida de su esposa; se puso su loción; la mujer de negro llegó hasta la casa; él regreso al baño; su hija mayor oyó un golpe; la rutina paró en ese instante; un ataque al corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s