Home

Solía escuchar atenta todos los relatos que mi familia contaba cuando se reunía en alguna celebración especial.

Aquellas historias del abuelo llevando serenata o la de aquél tío que siempre andaba en líos de faldas. Era una suerte de tradición, todos los primos abrazados, envueltos en cobijas y esperando el momento cumbre, los cuentos de espantos.

Había de todo: la Llorona, el Charro Negro, el Náhuatl, todos y cada uno habían tenido una cita con alguno de mis familiares.

Hasta hace unos años, los relatos se contaban en primera persona, después los hijos o los nietos, ayudados por los recuerdos del resto de la familia, continuaban los relatos.

En lo personal, dos de mis tías captaban siempre mi imaginación por tener las anécdotas más extraordinarias. Ninguna de las dos se encuentra ya en este plano terrenal. Pero las historias siguen.

Siempre les hacia la misma pregunta y sus respuestas eran muy similares:

-¿Le tienes miedo a la muerte?

-No.

– Le tengo más miedo a los vivos.

La muerte parecía ser algo común para ellas, en ciertos casos necesaria. Una de ellas la veía como una amiga.

-La muerte ha sido muy buena conmigo. Me visita y me anuncia cosas que van a suceder. Hay que tenerle respeto y nunca burlarse de ella.

-¿Qué es lo que te ha anunciado?

– Me avisa cuando se va a llevar a un familiar.

-Pero, ¿cómo lo hace? ¿Así nomás se aparece y te lo dice? ¿En sueños?

-Puede ser a cualquier hora. No le veo la cara. Me habla con una voz profunda que eriza la piel. Una vez estaba recostada a punto de dormir y ella llegó. Como sabía a qué venia, rápido le dije “No vengas por uno de los míos” y ella contestó “Así tiene que ser”.

-Y ¿quién fue?

-Mi papá.

Mi otra tía parecía que a la muerte la veía como una aliada.

-Yo no sé por qué ella no viene por mí ¡Ya le di a mi esposo! ¡A mi hijo! Y pareciera que se ha olvidado de esta pobre vieja.

Pasarían años antes de que se cumpliera su deseo.

Días antes de morir, sus hijas le preguntaron si tenía miedo. Ella insistía en que no.

Cuando al fin la muerte vino por ella, un viento sacudió fuertemente los árboles que se asomaban por su ventana.

Yo estaba a kilómetros cuando recibí la noticia. Salí corriendo y un viento me empujó tan fuerte hacia los pies de un árbol cercano. Fue ella, lo sé.

-La muerte vino hoy a decirme que se llevó al hijo de mi comadre.

-¿Cómo puede ser que no le tengas miedo?

-No le tengo miedo a ella, sino a que se lleve a uno de mis hijos. Te voy a decir algo, el día que me muera y vea que algún cabrón se pase de listo contigo ¡Lo voy a venir a espantar!

– Tía, no sea tan drástica. ¿Alguna vez le has pedido a la muerte que venga por ti?

– Yo ya he quedado con ella. Me avisará con tiempo para que pueda despedirme.

Era una navidad, la primera vez que compraba regalos para la familia con el sueldo de mi primer trabajo. Todo un festejo.

Mi tía estaba enferma y sus hijos prepararon todo lo que a ella le gustaba, el menú navideño iba desde codorniz hasta romeritos, pasando por tlacoyos.

Justo antes de irnos a dormir, mi tía llamó a mi mamá.

-Yo sólo quiero decirte que esta es la última vez que nos vamos a ver.

– ¡No seas payasa! Te vas a poner bien y nos iremos a festejar el año nuevo.

– Te vas a ir sin mí. Yo no llegó a año nuevo.

El día 30 mamá y yo estábamos preparando todo para el festejo de año nuevo con la familia que vivía fuera de la ciudad. Sería mi primer viaje manejando en carretera.

En la madrugada sonó el teléfono, mamá corrió a contestar.

En un estado en el que no sabes si sigues dormido o despierto, una voz me decía “Perdón por arruinarte tu primer viaje en carretera”.

Mamá regresó llorando “Eran tus primas. Tu tía acaba de fallecer.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s