Home

¡Hoy es un gran día!, el aire está impregnado con un olor a tierra mojada que percibes en cada bocanada de aire fresco y no es indicativo de lluvia, al contrario, el sol está saliendo y los rayos dorados entibian mi cara, fue un invierno duro como casi todos, blanco y con temperaturas bajo cero, de esas que te “invitan” a quedarte en casa, en tu loft para ser exactos. Aun así, desde ese lugar elevado puedes ver el paisaje nevado, casi inmóvil, con muy poco tránsito, con alguno que otro turista “conociendo” lo que es el frío invierno por estos rumbos y con las calles inmóviles dejándose tocar por los efímeros copos de nieve de las ventiscas, dejándose llevar por la temporada. Es por eso que los rayos tibios del dorado sol, indican el término de esa estación, el fin de los villancicos y del ponche, lamentablemente. El castor vio su sombra, por lo que es tiempo de volver a disfrutar de las temperaturas templadas y de los días soleados, inundados del bullicio de la gente regresando a sus actividades, usando ropa más ligera y deteniéndose a mirar a su alrededor.

¿Sabes?, es envidiable tener un departamento a un lado de la CNT porque desde tu ventana puedes ver lo mejor de la ciudad. De tu lado izquierdo te levantas y ves cada mañana el magnífico Skydome (Rogers Centre), casa de los “Azules” en donde temporada tras temporada se llena de cerca de 40.000 espectadores que vienen a apoyar al equipo con la esperanza de que lleguen a la serie mundial. Este año que pasó fue más especial que otros años, porque fue la sede de los juegos panamericanos ¡y tuve la oportunidad de ver un sin número de personas de todas las nacionalidades! y de ser testigo de cómo las calles se inundaban de múltiples colores.

Si levanto la cabeza desde mi prestigiada posición, puedo ver el lago Ontario, cruzando Bremner Boulevard y la Gardiner Expy, en donde se encuentra uno de mis lugares favoritos de toda la ciudad, el Centro Harbourfront, un centro sin finalidad de lucro en donde se organiza la más diversa cantidad de eventos, ¡además de que puedes patinar con la más hermosa vista que hayas imaginado! y a unos pasos de allí está el Castillo “Westin Harbour” que en realidad es un hotel y que a pesar de estar calificado como de 4 estrellas, ¡uff! es de lo más elegante que te puedas imaginar.

Pero volviendo al punto de partida, mi edificio favorito es el que está a un lado de mi residencia, la torre. ¡No hay mejor vista que la que provee esta magnífica estructura de 553.33 m porque desde la punta de la torre ves todo!, desde el Aeropuerto Billy Bishop hasta el edificio del ayuntamiento. No sé, una vez que estás ahí arriba, te sientes poderoso, dueño de todo, ¡dueño del mundo! y si quieres emociones fuertes y que te hagan sentir vivo, olvídate de la famosa “caminata en el borde”, aviéntate en picada y siente como late tu corazón casi tan rápido como el sonido del viento a través de tus oídos y justo cuando ya no puedas más, abre las alas y ¡vuela tan rápido como jamás lo habías hecho antes!.

Yo soy un “Jay” y por si no te habías dado cuenta, ¡vivo en el mejor lugar del mundo!, en la quinta rama a la derecha del árbol que está entre el Skydome y la Torre Nacional de Canadá; aquí tienes tu casa y me encantaría que me visites.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s