Home

El avión hace un aterrizaje como cualquier otro pero a mí nunca me ha parecido agradable volar y siento que algo terrible puede pasar en cualquier momento. Mientras logre lo que vine a hacer, lo demás ya no importa. Tomo un taxi que me lleva a la casa de Keith Richards, un hombre de más de 70 años que forma parte de una de las bandas más importantes de la historia. Pienso: “¡Keith Richards! Todavía no creo que hablaré con él.”

Entramos a un lugar lleno de árboles donde me saluda amablemente y camina descalzo hacia una acogedora casa que tiene una veleta con una gran guitarra con las letras N-S-E-W que sirve para indicar hacia donde va el viento. El clima es templado y no hay señales de que pueda llover pronto.

Entramos a una sala donde se sirve whiskey en un vaso con un grabado de dos tibias y una calavera. Pone un disco en su tornamesa de madera.

Keith. ¿Cómo empezó todo?

“Bueno, en realidad no lo se. Crecer en Inglaterra después de la guerra… era complicado. Todo eran escombros y basura. Pero llegó Elvis y supe que ese era el camino. Aquí, en Inglaterra, todo llegaba tarde, las películas, la música, todo. Escuchaba a Gene Vincent, veía películas de Marilyn Monroe, los westerns, Little Richard. Ese era nuestro sustento. Nos daba la idea de que algo estaba pasando y así fue que decidí meterme de lleno a la música. Esa fue mi motivación y la razón de tocar la guitarra.”

¿Qué escuchas normalmente? Le pregunto tratando de seguir de manera relajada.

“Me gusta el blues, tengo una gran colección y me gusta la música que me emocione. Si alguien suena así hace que mi cabeza explote.” Señala el disco que da vueltas en el tocadiscos de madera. “La música tiene siglos de existir y une a la gente. Hace que todos hablen el mismo idioma y se crea un lazo especial entre nosotros.”

Cierra los ojos y sigue moviendo la cabeza mientras la canción termina. “Esto sí es música.”

¿Cómo es la vida de rockstar actualmente? Le pregunto sin pensarlo tanto. Se pone un poco serio y continúa.

“Mira, tal vez yo soy uno de los ejemplos más grandes de lo que es un rockstar pero nunca lo planeé de esa forma. A mí me gusta la música, hacer música y compartirla. Esa era la idea inicial y lo sigue siendo. Compartir es lo principal, ser una estrella de rock es una consecuencia pero no me lo tomo demasiado en serio. Es divertido pero no me gusta ser arrogante”

Prende otro cigarro y sigue bebiendo whiskey en su pequeño vaso.

Pienso que la entrevista está cayendo en los lugares comunes y prefiero dejarlo en una plática que fluya de forma más natural. Se me ocurren unas cuantas preguntas y las voy soltando. Esto hace que este músico tan tranquilo se sienta más cómodo todavía con lo que le pregunto.

¿Cómo es tu vida actualmente? Es decir, ¿Cómo transcurren un día habitual en tu vida?

“Disfruto estar en casa, componer y dar caminatas. Ahora voy al estudio y estoy grabando algunos temas que saldrán en mi próximo disco. Me encanta grabar, en cualquier estudio al que vaya me siento como en casa. Porque… hace tiempo pensaba en retirarme. ¿Sabes? Pero ahora sé que no lo haré. Me siento contento con lo que estamos creando y pienso que será divertido. Tocar en vivo me encanta también. Soy un rockstar.” Él vuelve a reír fuertemente y prende otro cigarro.

Al terminar le pregunto a uno de los mejores guitarristas de la historia algo que por mi nerviosismo pensé que terminaría siendo algo ambiguo pero resultó ser una duda muy sincera con una respuesta muy sabia.

¿Esperabas que tu vida fuera de esta forma?

“La vida es algo extraña. ¿Sabes? Yo pensé que a los 30 se terminaría y no había más. Todo sería horrible después de eso. Cuando llegué a los 31 pensé “Bueno, parece que no es tan malo estar vivo. Lo haré un tiempo. Y me di cuenta que uno se convierte en adulto el día que está bajo tierra. Entonces me decidí nunca crecer”. Vuelve a reír y pone otro disco en la tornamesa.

Platicamos unos cuantos minutos y llega el momento de salir de ahí. Sigo emocionado y contento con el resultado de mi visita. Haber conocido al hombre de la gran carcajada ha sido toda una experiencia. Tomo el vuelo de regreso y trato de dormir un poco, aunque en realidad simplemente no puedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s