Home

Soy el corazón de Juan. Si escribiera para la revista Selecciones, así tendría que comenzar este ensayo, pero como no lo hago, ni soy inquilino de ningún Juan, pues tendré que empezar de otra forma. No voy a mencionar el nombre de este güey para no quemarlo. Y es que de verdad se pasa. Apenas me estoy reponiendo de las heridas de un amor frustrado, cuando este baboso ya se está enamorando nuevamente. Y no, a mí ni me miren, yo no tengo la culpa. La tradición me achaca el enamoramiento, pero de verdad yo no tengo nada que ver. No sé si con otros corazones sea el caso, pero conmigo no.

De verdad, yo me estoy ajustando a los cambios, sanando mis heridas, cuando me percato que el cerebro está desconectado. Obvio, entro en pánico, y le mando una gran cantidad de sangre, para ver si reacciona, pero todo es inútil, está aletargado. Reviso la calidad de la sangre que pasa por mí en búsqueda de falta de oxígeno, exceso de azúcar o alguna otra sustancia extraña, y no encuentro nada, todo tan normal como siempre. Ya para entonces empiezo a sudar frío, temiendo lo peor. Reviso que mis arterias no estén taponeadas, hablo con el bazo, con el hígado y hasta con los riñones. Después de descartar infecciones renales, trombosis, ataques al miocardio confirmo mis más oscuras sospechas, el peor escenario posible: este tonto está enamorado.

Y digo, no es que sea el Grinch del amor, pero cuando te han lastimado tantas y tantas veces,  unas incluso en que te has partido en dos, lo último que quieres es que te vuelva a pasar. El problema es que por más que me esfuerzo y le pongo trabas a la última conquista amorosa, mi dueño, en contubernio con el cerebro, decide ponerme en jaque mate y cae rendido a los pies de la susodicha.

Es por esto que le pido a Regina, la madre sustituta de Blancanieves (iba a poner “malvada madrastra”, pero cuando uno anda pidiendo favores hay que ser zalamero) que se apiade de mí, me saque de este cuerpo y me encierre en un cofre blindado. De verdad es preferible a ser masacrado nuevamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s