Home

Es cordial hasta la náusea. No reconocerá en él signo alguno de agresividad hasta que sea demasiado tarde. Eso lo hace difícil de identificar pues su apariencia es en todo lo que usted describiría como muy normal.   En los breves momentos de lucidez que preceden a la fatal rendición de sus mentes, sus víctimas son incapaces de describirlo. “Un señor como hay muchos, como hay tantos”.

 De manera que no puedo prevenirlo de su cercanía basado solamente en la apariencia.  En todo caso puede decirse que si encuentra a alguien del que nada sospeche es muy probable que sea sumamente sospechoso.

 Le contaré más tarde porqué soy inmune a su poder, pues, me temo que si revelo ahora mi relación con él, tal vez usted piense que esta conversación es parte de su juego perverso.

 Ahora, si quiere salvarse de la demencia,  recuerde esto: a partir de hoy piense siempre en otra cosa. ¿Ha entendido?, no lo creo. ¡Alto! Deje de pensar en lo que le dije, piense en otra cosa.

 Para librarse de la influencia del Duende Come Sesos, debe ejercitar una constante distracción. Bajo su influencia la pregunta más inocente se convertirá en un infierno pues su arte, su poder, es sembrar en lo profundo de las mentes una sola y candente idea: nada es lo que parece.

 No me mire así, sé que parece una obviedad, una de esas frases que se repiten sin pensar. De hecho es muy posible que Usted  viva convencido de que nada es lo que parece y sin embargo acepta la apariencia como realidad.  Lo que le está pasando es diferente: ahora se está tomando esa frase en serio.

 Para el Duende Come Sesos es de lo más sencillo comenzar por ahí.  Un comentario casual, dicho al pasar con cualquier excusa: “Las apariencias engañan”, y Usted – ignorante del peligro que le acecha – contestó, tal vez: “Sí, es cierto”.  Con eso ha bastado para dejar la puerta abierta y la duda, querido amigo, es delgada y letal como el filo de una navaja.

 Ahora piense en otra cosa.

 Ya se acostumbrará, no es tan difícil. Al final es raro encontrar quien realmente escuche. Es decir “escuche” no sólo oiga. Escuchar es un arte perdido, tal parece que no podemos resistirnos a sacar conclusiones, a tener una opinión, algo que parece un pensamiento propio.

 Ahora mismo, puedo verlo en sus ojos, usted está ya pensando en otra cosa. De modo que, como verá, en la medida en que no pueda detener su atención por demasiado tiempo en  un pensamiento estará a salvo de la obsesión que el duende ha sembrado. De otro modo al fijar su atención se preguntará inevitablemente: “Si esto no es lo que parece, entonces ¿Qué es?” Y esa pregunta me temo, no tiene respuesta.

 De ahí a la demencia, como comprenderá,  hay un suspiro.

 Qué bueno que se ha acercado a mí, en buena hora. ¿En qué piensa? Recuerde, debe ser otra cosa.

 Una vez que termine nuestra charla puede considerarse a salvo, por lo menos hasta que por azares del destino se cruce nuevamente con él.

 Ahora me considero obligado a darle la oportunidad de elegir. Debo advertirle una cosa: lo que el Duende Come Sesos ha puesto en su mente, la idea de que nada es lo que parece… nada, es absolutamente cierta.  Antes de irme, usted puede elegir si desea conservar esa única verdad o – por el contrario- pensar siempre en otra cosa y seguir viendo en el mundo la sola proyección de sus opiniones.

 En pocas palabras, puedo ofrecerle la tranquilidad de nadar entre mentiras pues bien sé que es imposible vivir sabiendo que todo puede ponerse en duda.  Queda poco tiempo, es vital que decida.

 Bien. Procedo entonces, antes de que me olvide para siempre le revelaré a la vez mi nombre y mi secreto. Soy la certeza,  hijo del Duende Come Sesos.  No se detenga en eso, a partir de este momento amigo mío solo podrá pensar en otra cosa. Dulces sueños.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s