Home

Ingredientes.

Plantilla (30cms largo x 14 de ancho)

50 cms de tela punto neopreno o similar

Tijeras

2mts de vies de 1.8 cms

Dos decenas de alfileres

5 kg de arena o balines

Pistola de silicona

Velcro de 5 cms.

Embudo

Tiza de sastre

7 libros clásicos (a elegir)

 Preparación.

Existen personas que no creen en las recetas, yo misma. Será que siempre parecen alguna forma edulcorada de autoayuda, y por si fuera poco, con nulos resultados. Sin embargo, le apuesto que si usted sigue esta, notará en breve el aumento en su autoestima. Todo, recuérdelo bien, se finca en no considerar que esto es autoayuda.

Si observa que le faltan certezas en la vida, tal vez requiera utilizar algunos reforzadores.

Si se siente inseguro frente a las circunstancias, probablemente sea necesario un ejercicio que lo mantenga en el recuerdo constante de que por algo quiere lo que quiere.

Si percibe que su autoestima no se encuentra en el mejor momento para conseguir lo que quiere, y es más, que se nota amilanada: tome aire profundamente, conténgalo y expire; inhale, retenga y expire. Todo es cuestión de aire, y el aire, por fortuna y dicha, aun lo encontramos en el medio ambiente y es gratis. Respire hondo, llene su cerebro de oxígeno.

Colóquese unas polainas con peso en los tobillos, para que se mantenga bien aterrizado, no es verdad de Perogrullo ni tampoco una idiotez. Los ingredientes al inicio, son por si usted mismo quiere hacerlas, existen muchos tutoriales al respecto. Pero mi sugerencia es no perder tiempo, a menos que las manualidades lo reconforten.

El paso firme –aunque estos pesos a los tobillos no sean de plomo–, le irá proporcionando confianza. Irá adquiriendo vigor. Recuerde que el sobreesfuerzo y dar más que la media, es lo que nos hace irresistibles y en ese rigor, hoy tan en desuso: lograremos lo que queremos, si realmente lo queremos.

Revise a su alrededor, y observe a quien puede ayudar. En cosas pequeñas. Al transitar una calle, a cargar alguna bolsa, mínimos detalles que pueden hacer más amable la vida de otros, y por coincidencia, la suya propia, que anda este mundo con unos grilletes para caminar con pies de plomo y no dejarse volar.

Así, ni se ensoberbecerá, ni se hará menos. Andará con pies de plomo.

Coraje y determinación. Tan sencillo. ¡A elevar el amor propio!

Nota al calce: Los siete libros clásicos, no tenga duda, servirán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s